miércoles, marzo 21, 2007

El microblogging, la última moda



En Internet esto de las modas es peor que en el "mundo real". Si algo tiene gancho y atrae usuarios en menos de 1 mes tiene millones de usuarios sin apenas necesidad de publicidad. Esto es lo que ha sucedido con Twitter.



El fenómeno que ha promovido esta web se ha dado en llamar "microblogging" y, como su nombre indica, es como publicar en un blog pero en pequeñito. El concepto es simple, enviar mensajes cortos con lo que estás haciendo en cada momento (o lo que te salga de la entrepierna).

La gente envía los mensajes de rigor desde el móvil (eso sí, creo que sólo funciona con móviles de USA y UK), su cliente de mensajería instantánea, o la propia web. De esta forma se promueve que se puedan enviar mensajes en cualquier momento. Para aderezar el sistema un poco más se incluyen elementos sociales como una lista de amigos y... ¡Listo! Tienes un éxito de masas.

La gente ha comenzado a usar este servicio para todo, para avisar de que están en el baño, para quedar con sus amigos si usan Twitter, para preguntar sus dudas, para chatear y conocer gente, etc...

La idea es buena. De esas que cuando las ves dices "¿cómo no se me ha ocurrido a mí antes?", por su sencillez y efectividad. Obviamente eso ha llevado a que empiecen a surgir clones basados en esta idea (como sucediera antaño con otros servicios como YouTube). Me gustaría destacar dos de ellos.

En primer lugar Radar que no deja de ser lo mismo que Twitter pero orientado a las fotos. La idea es que aproveches la cámara de tu móvil para hacer fotos y enviarlas. Así la gente puede ver todo lo que te llame la atención en cada momento. Lo raro es que Twitter no haya implementado una opción similar.

En segundo lugar Nótame, parte del famosísimo "agregador de noticias" Menéame que constituye el único sistema similar a Twitter en castellano hasta la fecha (al menos que yo sepa). Obviamente para utilizarlo hace falta estar registrado en Menéame pero ya cuenta con funcionalidades como enviar "notas" desde mensajería instantánea con Jabber (Gtalk) o enviarlas desde el teléfono móvil (esta vez sí que puedes utilizar un móvil de España y el precio es el de un SMS normal). Además de las funciones sociales de Menéame que desde hace no mucho permite agregar amigos.

Ahora es cuestión de tiempo que Google o cualquier otro gigante compre Twitter. Personalmente he probado tanto Twitter como Nótame y tampoco me he "enganchado" (y mira que yo me engancho hasta a ver como sube y baja un yoyo), pero viendo lo que se ve por YouTube de gente grabando hasta su camino para ir al trabajo no me extraña que esto se convierta en un fenómeno de masas: a los seres humanos nos gusta retransmitir nuestra vida, sentir que alguien nos escucha, y Twitter ofrece una de las formas más sencillas para hacerlo.

1 comentario:

venta dijo...

Vaya manera más rara de contar la vida cotidiana





Publicidad: